Top

Sensifemme

21,52 

El guante Sensifemme es un dispositivo para la autoexploración mamaria fabricado con materiales de grado Pharma dispuestos de tal manera que, con su uso, se incrementa notablemente la sensibilidad al tacto y permite mediante un método sencillo, higiénico y efectivo percibir de forma más evidente los tejidos de la mama.

- +
Categoría:

Descripción

Presentación

El guante Sensifemme es un dispositivo para la autoexploración mamaria fabricado con materiales de grado Pharma dispuestos de tal manera que, con su uso, se incrementa notablemente la sensibilidad al tacto y permite mediante un método sencillo, higiénico y efectivo percibir de forma más evidente los tejidos de la mama.

La autoexploración mamaria es una técnica que consiste en la propia palpación y observación que toda mujer debería realizar de forma mensual para detectar la aparición de cualquier anomalía o cambio que se produzca en el pecho.

Esta autoexploración es especialmente importante de cara a una posible detección precoz de un cáncer de mama. Cualquier alteración que se perciba en el pecho debe ser consultada a un especialista.

Beneficios

El guante Sensifemme es un dispositivo para la autoexploración mamaria fabricado con materiales de grado Pharma dispuestos de tal manera que, con su uso, se incrementa notablemente la sensibilidad al tacto y permite mediante un método sencillo, higiénico y efectivo percibir de forma más evidente los tejidos de la mama.

La autoexploración mamaria es una técnica que consiste en la propia palpación y observación que toda mujer debería realizar de forma mensual para detectar la aparición de cualquier anomalía o cambio que se produzca en el pecho.
Esta autoexploración es especialmente importante de cara a una posible detección precoz de un cáncer de mama. Cualquier alteración que se perciba en el pecho debe ser consultada a un especialista.

Personalización

Para una correcta autoexploración con el guante, debe seguir los siguientes pasos:

Antes de la primera autoexploración con el guante es recomendable hacerse un reconocimiento detenido de las mamas para tener una percepción del aspecto y la consistencia normal de las mismas, lo que permitirá posteriormente identificar posibles anomalías.

Como pauta la autoexploración mamaria debe realizarse una vez al mes, entre 7 y 10 días después de haber terminado la menstruación, ya que durante la misma o en los días anteriores existe la posibilidad de que las mamas presenten hinchazón y/o dolor.

Las mujeres embarazadas o que ya han superado la menopausia podrán fijar un día concreto del mes para efectuar la autoexploración siendo recomendable elegir siempre el mismo día.

Las madres lactantes deben realizarla después de dar el pecho a su bebé.